Todos en algún momento de nuestras vidas o, mejor dicho, en más de una ocasión por querer llegar temprano a un lugar como el trabajo, las obligaciones y con tantas cosas en nuestra cabeza hemos sido víctimas del olvido o descuido y nos encontramos en ese cruel momento en el que cerramos la puerta sin darnos cuenta que hemos dejado las llaves en el interior de la casa u oficina.

cerrajeros baratos

Los cerrajeros en Torrevieja Alicante informamos que llegado este infame momento solo tenemos dos opciones, la primera es recurrir a un cerrajero profesional para que salga a nuestro rescate y nos ayude abrir la cerradura y poder así continuar con nuestra rutina, salvando el día o intentar respirar profundo e intentarlo nosotros mismos.

¡Ábrete Sésamo!

Sabemos que el simple hecho de darte cuenta que has dejado las llaves dentro de la casa u oficina puede llevarte alcanzar el nivel 10 de tu paciencia y alterar el ritmo de todo tu día, pero tranquilo aunque no lo creas acá te brindamos dos trucos sencillos que puedes utilizar para abrir la cerradura sin recurrir a un cerrajero profesional y de forma simple y sencilla.

A la vuelta de un sujetador: Si es cierto, esto lo has visto un sinfín de veces en las películas de espías, ¿Pero qué crees? Esta técnica que se ve en películas, puedes hacer que funcionen en la vida real.

Empecemos si quieres abrir una cerradura con un sujetador, lo primero será conseguir las herramientas de trabajo que en este caso solo serán 2 sujetadores, una pinza, ahora bien si no tienes una pinza no importa, es solo una sugerencia para darle forma a los sujetadores con mucha facilidad, ahora una vez que tengas todo a la mano necesitas desarrollar una estrategia muy fácil en lo cual será que con el primer sujetador hasta que quede como una línea, pero tienes que recordar que  las curvas de estos sujetadores quedaran intacta.

De esta manera, obtendrás una llave de fuerza que será una herramienta que te brindará soporte para poder abrir la cerradura.

Luego de esto, el segundo sujetador deberás alinearlo con las dos primeras curvas, y con la punta hacer un pico pequeño, el cual no debe ser muy grande para que te permitan abrir con facilidad la cerradura.

Cuando ya está formado entre si los sujetadores deberás utilizar la llave de fuerza que has realizado con anterioridad con el sujetador.

Introduce la llave de tensión y mueve con mucha fuerza la parte inferior de la cerradura a esto se le conoce como ojo y a su vez es la línea de corte.

Poco a poco comienza hacer un movimiento parecido a las manecillas de un reloj es decir de derecha a izquierda, sin dejar de presionar constantemente, ya que la clave está en que mientras más presión que ejerzas mayor sea la posibilidad de abrir la cerradura. Por último y más importante, examina con el segundo sujetador los ejes que puede poseer las cerraduras y presionar hacia abajo para terminar de abrirla por completo.

Tips Útiles, no debes olvidar que para cumplir con efectividad este método la llave de tirantez o gancho realizados con los clips deberán ser lo adecuadamente delgados para que entren la abertura de la cerradura. Otro truco que se puede aplicar es utilizar una llave de tensión hasta llegar a una curvatura de 90°.

Al final lo que se debe hacer es ejercer una presión sutil, hay que tener en cuenta que la presión demasiado severa puede terminar por doblar los clip y hacer daños totales en la cerradura.

cerrajeros baratos

Los clásicos nunca mueren: Este método es y será por siempre el más utilizado al momento de encontrarse en un apuro, es simple y fácil solo necesitaras de una tarjeta de crédito o en caso que lo tengas a la mano una lamina de radiografía, algo que debes tomar en cuenta es que este método solo sirve para cerraduras antiguas y cerraduras múltiples, comienza introduciendo la tarjeta en el marco de la puerta cerca de la cerradura y ve empujando suavemente, pero asegúrate que sea bien firme. Es importante que recuerdes que este método solo funcionará sin la cerradura no se le ha pasado el seguro o si tienes dos o tres cerraduras extras en tu puerta.

Un plan B

Como bien se ha dicho quedarse fuera de la casa, oficina o habitación es una situación que a todos nos ha sucedido más de una vez en la vida, por lo que es un hecho más que seguro si no te ha sucedido que te sucederá, por eso no estaría demás tener una alternativa a esta situación. Lo recomendable seria tener un juego de llaves de repuesto en un escondite secreto, en casa de un familiar o amigo, dentro de otro espacio de la oficina o sobre el marco de la puerta. Con esto nos ahorramos tiempo y pasar por un mal momento.

Última Modificación